Mientras nuestro cerebro sea un arcano, el Universo, reflejo de su estructura, será también un misterio
(Santiago Ramón y Cajal)


3 de agosto de 2011

Síndrome de Asperger y masculinidad

El síndrome de Asperger fue descrito por primera vez por el pediatra austríaco Hans Asperger de una manera muy sintética: una psicopatía autística. Sin entrar en detalles históricos, en los años ochenta del siglo XX es cuando el síndrome de Asperger se incorpora dentro de los denominados trastornos del espectro autista. Hoy se clasifica como un trastorno específico de entre los trastornos generalizados del desarrollo.
Se manifiesta como un déficit cualitativo en la interacción social (también se produce en el autismo), con expresiones repetitivas y estereotipadas, de intereses y de la actividad en general (como en el autismo), con manifestaciones, o no, de problemas de comunicación semejantes a los del autismo, pero sin un retraso significativo del lenguaje.
Ciertos trabajos han relacionado este síndrome con una disfunción de la corteza prefrontal y diferentes circuitos neuronales temporofrontales.
La testosterona es la hormona masculina por excelencia que provoca una importante diferenciación en el desarrollo del cerebro de forma que podría ser la responsable de que, poco después del nacimiento, los niños se interesen más por los estímulos no sociales (móviles), mientras que las niñas lo hagan más por las caras y voces, esto es, por los estímulos no sociales. Dicho de otra forma, algunos aspectos del síndrome de Asperger serían motivados por una “excesiva” masculinización cerebral debida a la hormona. Esto es, en cierta medida, este esteroide sexual podría ser total o parcialmente responsable de algunos signos del síndrome de Asperger, lo que se puede apoyar en algunos hechos:
-El síndrome en cuestión es más frecuentes en los varones. En efecto, esta alteración tiene una frecuencia de tres a cinco veces mayor en los varones que en las mujeres.
-Los varones parece que son mejores que las mujeres en habilidades espaciales, como los pacientes con síndrome de Asperger.
-Los afectados con el síndrome de Asperger tardan más en desarrollar el lenguaje que los niños y estos que las niñas.
-El desarrollo social se produce antes en las niñas que en los niños, y en estos antes que en los pacientes con el síndrome de Asperger.

3 comentarios:

Paula - Canarias dijo...

Buenas, Sr.D. Francisco Teixidó Gómez:
Me parece muy interesante que haya blogs como el suyo, de neurociencias, en un campo tan amplio como la antropología misma. En cuanto al Síndrome de Asperger y “el cerebro masculino”, no estaría de más que mencionara en su artículo al autor SIMON BARON COHEN; le dejo aquí por si son de su interés algunos enlaces de vídeos sobre las teorías de este profesor de Cambridge:
http://www.dailymotion.com/video/x71duy_autismo-cerebro-hipermasculino_school
Una reseña de su libro “La gran diferencia”, traducido ya al español:
http://www.easse.org/leerart.php?iddoc=33
BARON-COHEN, Simon: La gran diferencia. Cómo son realmente los cerebros de hombres y mujeres. Amat Editores, 2005.
Y por supuesto un enlace a la web ESPECTROAUTISTA.INFO, a cargo de una persona con TEA – Asperger, que intenta sistematizar todo lo referente a Trastornos del Espectro Autista, screenings y tests para detectarlos, teorías sobre su origen o causas, etc.: http://espectroautista.info/textos/aspectos-cognitivos/teor%C3%ADa-empat%C3%ADa-sistematizaci%C3%B3n
Teoría de empatía–sistematización
La conocida en inglés como EQ–SQ theory, y que hemos traducido como teoría de empatía–sistematización, es una de las principales aportaciones de Simon Baron-Cohen al esfuerzo colectivo dedicado a clarificar las causas primeras de los TEA. Esta teoría, en palabras de su propio autor, no está demostrada, lo que no es óbice para que siga siendo una de las ideas más sugerentes aportadas al tratar de dar explicación de la diversidad de manifestaciones que los TEA presentan.
De entre los diversos textos disponibles en EspectroAutista.Info sobre empatía, y sistematización, podemos entresacar las siguientes publicaciones del propio Baron-Cohen sobre su teoría:
• Baron-Cohen, S.: Autism: The Empathizing-Systemizing (ES) Theory. Annals of the New York Academy of Sciences 2009; 1156(1):68–80
• Baron-Cohen, S.: Testing the extreme male brain (EMB) theory of autism: Let the data speak for themselves. Cognitive Neuropsychiatry 2005; 10(1):77–81
• Baron-Cohen, S.: The essential difference: the male and female brain. Phi Kappa Phi Forum 2005; 85(1):23–26

Saludos atentos,
Paula Nogales
ASOCIACIÓN ASPERGER ISLAS CANARIAS
http://aspercan-asociacion-asperger-canarias.blogspot.com/

Paula - Canarias dijo...

http://aspercan-asociacion-asperger-canarias.blogspot.com/2011/08/etiologia-u-origen-de-los-tea-incluido.html

Disciplinas para el Bien Vivir De Marisela Foruny dijo...

Muchas gracias. Muy claro